Tesla es en nuestra opinión la próxima gran marca, que nada tendrá que envidiar a Apple o Microsoft, sin embargo, la realidad, es que hoy es tan solo  una expectativa,  con muchos frentes por vencer, pero que parecen sorteables si nos basamos en las sensaciones positivas que nos transmite su mensaje.

Las presentaciones de impacto son una practica brutal y comercialmente espectacular para vender el producto antes de sacarlo al mercado, es más propia de los estadounidenses, que como siempre llevan la batuta en creación de la necesidad. En lugar de tratar de satisfacerla, simplemente la generan.

A todos nos sorprenden las imágenes de publico haciendo cola, incluso de noche,  para adquirir el ultimo Iphone , parecido a el histerismo fan del rock and roll, sin ser conscientes, en realidad,  de las prestaciones que les ofrecerá la compra, da igual, quieren ser los primeros en obtenerlo cueste lo que cueste. 

presentación steve jobs

Elon Musk, un hombre de 44 años, sudafricano, que fue co fundador de PayPal, un servicio que revolucionó los métodos de pago en  la red, al que todo el mundo llama visionario y que para nosotros es valiente y emprendedor  trabaja desde hace tiempo el concepto del consumo energético sostenible, en realidad no es ingeniero, pero pensamos que sabe dirigir a los equipos que desarrollan sus ideas, para después, mediante la comunicación comercial y la fuerza necesaria, conseguir el hito de recoger antes de sembrar.

Hace unos años presentó la primera batería recargable mediante energía solar, capaz de suministrar toda la corriente necesaria para abastecer un hogar y eliminar de este modo la dependencia de las redes suministradoras tradicionales consideradas sucias e insostenibles, el éxito de su invento esta todavía por ver, pendiente de la fuerte presión que ejercen las compañías tradicionales en aras de retrasar al máximo las regulaciones legales que permitan su uso, ofrece un coste bajo y rentable para el consumidor si lo comparamos con el precio tradicional de la electricidad no sostenible para el medio ambiente.

Ahora acaba de presentar su coche 100% eléctrico, con una autonomía comparable a un diesel y con casi las mismas prestaciones en cuanto a seguridad y velocidad, además de tener un diseño más que aceptable. Pues bien, todavía no se fabrica en serie, sin embargo, tiene una lista de espera de clientes que ni tan solo saben cuando lo tendrán disponible y que ya han pagado los derechos de reserva correspondientes.

Lo ha logrado en gran medida gracias a las expectativas creadas en sus presentaciones, retransmitidas en streaming para todo el mundo con audiencias comparables a una final deportiva importante.

En conclusión, si logramos una buena presentación antes de un lanzamiento, es más que posible que logremos generar la necesidad suficiente para vender nuestro producto incluso antes de tenerlo disponible y en esto se basa el marketing de expectativas.