Antes de empezar a escribir este articulo, hemos buscado ” placer ” en google, en los primeros resultados, como siempre que tratamos de encontrar definiciones a un concepto, aparece la definición de Wikipedia, una definición general, otra más bien psicológica y una tercera filosófica.
En segunda posición aparece ” placer sexual “, el buscador ordena los resultados según sus métricas, por el grado de interés de sus usuarios, por lo que podemos deducir que el sexo es lo que más interesa al público. En tercer lugar aparece ” salud “, los tres resultados se repiten en las dos primeras páginas.

Necesidades del consumidor = Amor/sexo + Salud, por lo que parece son las  necesidades básicas del ser humano, siempre según Google.

El marketing trata de satisfacer y generar las necesidades del consumidor no hay más, “Juntar el hambre con las ganas de comer”, en conclusión si queremos vender,  debemos transmitir a nuestro consumidor potencial que tenemos la posibilidad de resolver  sus aspiraciones, recuerden que la necesidad es personal e intransferible, en cambio el placer es y dede ser transferible.

En la era de la sobre información los comunicadores comerciales, debemos buscar nuevas formulas para empatizar con la audiencia          ( nota: El corrector automático me propone reemplazar empatizar por apalizar, saquen sus propias conclusiones.)

Trabajar con nuevos medios de comunicación para sorprender y llegar al corazón y a la cartera del consumidor, si vendemos vino, enviar su aroma y sabor a través de la red, si vendemos coches, lograr que perciba las sensaciones del conductor sobre el asfalto etc.

Investigar y experimentar es la función del marketing digital hoy, por lo que seguir el comportamiento de la gente en las redes, es fundamental para llegar a donde quieras llegar.

 

Imagen: placer, Spot chocolate Valor